¡No hay eventos!
Top

Una institución con historia

La fundación de la Asociación Argentina de Logística Empresaria, el 31 de octubre de 1990, fue el resultado de la confluencia de una serie de circunstancias que estaban impulsando el surgimiento de la logística integrada en el país, y de la iniciativa de un grupo de profesionales y empresarios que tomaron en ese momento la determinación de establecer un ámbito institucional para la actividad.
Se suele afirmar que la logística existió como complemento imprescindible de la producción y el comercio, pero en todo caso se trataba de acciones aisladas, individuales, sin la necesaria integración de los procesos, que constituye la esencia de la logística. Un hecho significativo ocurrió en 1957, cuando un grupo de representantes de varias empresas industriales constituyó una comisión para estudiar la normalización de las “tarimas de maderas”, nombre que por entonces identificaba a los actuales pallets. Diez años después, en 1967, llegó al país el primer “container”, y en 1971 se realizó la primera operación de transporte “intermodal”.
A mediados de 1988, en el desaparecido suplemento “consumo masivo” de El Cronista Comercial se publicaron una serie de artículos sobre la “Logística Integral”. Allí un especialista se destaca en las entrevistas por sus conceptos a favor de la aplicación del concepto de la logística integrada, para optimizar la cadena de abastecimiento: el ingeniero Osvaldo Fernández, futuro primer Presidente de Arlog.
Recuerda Jorge Garramuño, quien ocupara la presidencia de ARLOG, en el segundo período, que la idea de crear una entidad para facilitar la profesionalización de la logística surgió en el seno de IDEA -Instituto para el Desarrollo de Ejecutivos en Argentina- como consecuencia del trabajo de las comisiones de transporte y de palletización. En aquellos momentos -un período de alta inflación y costos cambiantes-, las empresas locales comenzaban a estudiar algunas cuestiones, y la necesidad de introducir mejoras en la cadena de abastecimiento había llevado a un grupo de profesionales y representantes de empresas a estudiar la implementación del uso de ciertas herramientas y auxiliares logísticos, como el código de barras y el pallet normalizado para el intercambio de productos de consumo masivo.
La Asociación Argentina de Logística Empresaria se concibió como “una institución sin fines de lucro y fue creada con el fin de promover la comprensión de la gestión logística dentro y fuera de las empresas, servir como foro de intercambio de experiencias e impulsar la capacitación, desarrollo y formación de profesionales en todas las áreas vinculadas.
Los Desayunos de Trabajo, una de las primeras actividades organizadas con periodicidad mensual, establecieron un espacio para el adelanto de nueva ideas, el debate de temas de interés sectorial o la presentación de trabajos que constituyen un aporte a la logística en el país.

En 1995 -un año de especial significación- ARLOG realizó por primera vez en la Argentina la Exposición de Logística, punto de partida de la actual Logisti-k y Transmodal, muestras que ofrecen un panorama integral de las novedades en tecnologías y servicios que se presentan para el mercado interno y el comercio internacional.
ARLOG agrupa a todos los profesionales de la Logística, distintos niveles desde profesionales “Junior” hasta “Senior”, del ámbito industrial de las empresas dadoras de carga, entre los socios encontramos Gerentes de Logística, Directores de Supply Chain, Jefes de Centros de Distribución, Jefes de Planeamiento de la producción, Profesionales del Comercio exterior, etc.
También agrupa a profesionales que trabajan en Operadores Logísticos, Consultores, Docentes y otros profesionales que de alguna manera se relacionan con la Logística, como gente de sistemas, inmobiliarias, etc.
ARLOG no actúa como cámara ni defiende intereses particulares o sectoriales. No obstante, y aunque la afiliación es personal, en muchos casos son las mismas empresas las que fomentan la incorporación, y participación de sus funcionarios a la asociación. Todos ellos con el propósito fundamental de contribuir, a través de ARLOG, al desarrollo y jerarquización de la logística en nuestro país.
Si tenemos en cuenta los vaivenes económicos, las crisis económicas y sociales que han ocurrido en la Argentina, la existencia de una asociación desde el año 1990 es una noticia que alienta a todos los hombres de la logística de nuestro país. En este sentido Carlos Musante, actual vicepresidente de Arlog, expresa: “Arlog se desarrolló en un periodo de tiempo signado por los cambios abruptos y se sobrepuso a 3 grandes crisis. Y siendo una organización sin fines de lucro es notable el crecimiento que tuvo, y abre un abanico importante para su futuro”.
Los objetivos fundamentales que persigue la asociación son: ofrecer un ámbito de actualización permanente en las técnicas y prácticas de la gestión logística; facilitar el intercambio de experiencias entre empresas y profesionales; contribuir al desarrollo profesional de la actividad; difundir las experiencias logísticas aplicadas en otros países y actuar como foro de comunicación y enlace para todos los sectores involucrados.
Desde Arlog surgieron ideas y conceptos que fueron tomadas por otras organizaciones para su seguimiento y perfeccionamiento. Sin duda el mayor logro ha sido pasar las mencionadas crisis y que a pesar de las mismas se haya cumplido con los objetivos mencionados y haber logrado conformar un grupo dirigente para continuar conduciendo la actividad y acompañando los cambios que seguramente se continuaran produciendo.”
Por su parte Mauro Sperperato, presidente de Arlog subraya que “16 años de una organización sin fines de lucro habla de una gran generosidad de todos los protagonistas que durante este largo tiempo han hecho posible el sueño ARLOG.

Nuestro objetivo es difundir y jerarquizar nuestra profesión y vemos que se va logrando y afirmando año tras año, lo vemos en la cantidad y calidad de profesionales. La amplia posibilidad de desarrollarse profesionalmente con los distintos Institutos, Universidades y Centros de Capacitación, los eventos como la exposición Logistik, el Encuentro Anual de Logística, los desayunos de trabajo, los cursos in company han sido claves en este sentido”
En cuanto a los objetivos que Arlog se plantea para el futuro Sperperato expresó:

seguir manteniendo a los protagonistas de la logística dentro de ARLOG, poder mantener y mejorar los eventos que han caracterizado a la asociación, que son la marca registrada de ARLOG, poder desarrollar mas actividades y profundizar el intercambio profesional dando respuesta a las distintas problemáticas que debemos afrontar día a día

La capacitación, una actividad fundamental desde el primer día

En el transcurso de la vida de ARLOG, la cantidad de socios de ARLOG creció sin detenerse y la profesionalización y capacitación del sector fueron y continúan siendo una de las actividades más importantes dentro de la asociación donde socios y personas que no necesariamente están asociadas han encontrado un lugar donde enriquecer y fortalecer sus conocimientos.
ARLOG se convirtió en un foro de intercambio de experiencias, siempre con el objetivo de impulsar la capacitación, el desarrollo y la formación de profesionales en todas las áreas vinculadas a la actividad.
Para describir los objetivos que la Asociación tendrá que plantearse de cara al futuro Carlos Musante recalcó: “Arlog deberá continuar generando su actividad a la luz de los próximos cambios a producirse en el mundo de las organizaciones. Debería a nuestro juicio, continuar con el proceso de trabajar en conjunto con otras disciplinas del mundo de las organizaciones, tales como las finanzas, comercialización, marketing, producción y recursos humanos. El fenómeno organizativo será interdisciplinario donde la logística cumplirá un rol fundamental.
Asi mismo deberá continuarse trabajando en el objetivo de una Arlog a nivel nacional, con capítulos locales en toda región o provincia donde exista la necesidad de propender al desarrollo de la actividad y poder de esta manera asimilar distintas necesidades locales pero siempre dentro de una asociación nacional.
También será un objetivo de Arlog continuar participando en programas de la región de América latina de manera de conformar una unidad temática que tenga en cuenta la globalización de los flujos de productos e información.
Además la asociación deberá continuar en la senda de abordar temas macroeconómicos que hacen a la esencia de la disciplina. De esta manera Arlog continuará creciendo a un ritmo no menor al crecimiento del Producto Bruto Industrial y las corrientes de Exportaciones e Importaciones y a las necesidades de reencauzar y dirigir todos los procesos que integran la Cadena Logística. Será vital su participación en la creación de una carrera profesional que integre a toda la Cadena de Abastecimiento en una sola carrera universitaria”.